||

El Mercedes-Benz Clase S lleva años siendo el auto de lujo más avanzado del mundo. El buque insignia de la marca alemana ha servido como laboratorio móvil para muchas tecnologías que después son heredadas por sus hermanos menores y muchas veces por el resto de la industria automotriz.

||||||

A lo largo de la historia del diseño automotriz, la gente que se dedica a actividad ha transitado por infinidad de caminos para satisfacer el gusto de los clientes potenciales. Desafortunadamente para el simple ojo mortal, a veces los resultados parecieran inclinarse más por darle el gusto a esos instintos primarios del hombre moderno, que por conseguir un resultado estético.