Hace ya tiempo que la búsqueda de alternativas a los combustibles fósiles, como el petróleo o el gas natural, ha llevado a los investigadores a desarrollar y probar nuevas fuentes de energía. En este caso, ha sido el fabricante alemán Audi, quien ha presentado la e-bencina, una gasolina sintética y renovable producida a base de plantas.