Las motocicletas tenían el Tourist Trophy, en la Isla de Man, y los automóviles, la Targa Florio, en Sicilia. Ambas pruebas tenían en común varias cosas: se disputaban en una isla, el circulo estaba construido por carreteras locales y atravesaba pueblos, la longitud del mismo superaba los 60 km y las características hacían que fueran pruebas contrarreloj. – Enzo Ferrari y Vincenzo Florio.-